Planificación familiar natural - Método sintotérmico

   Otros métodos naturales – Historia y actualidad

   La idea de que la fertilidad de la mujer es algo cíclico es muy antigua. Las primeras informaciones datan de conocidos filósofos de la antigüedad y de textos judíos.

   Hoy en día existen diversos métodos, de los cuales el más fiable es el método sintotérmico. Otros, aunque siguen usándose, son de eficacia muy discutible.

   Método del calendario u Ogino-Knaus

   Los primeros conocimientos científicos sobre el período fértil se remontan a los ginecólogos Ogino (japonés) y Knaus (austriaco). De modo independiente estos ginecólogos descubrieron que la ovulación tiene lugar entre 12 y 16 días antes del siguiente período menstrual. Las reglas elaboradas por Ogino y Knaus determinan los períodos infértiles en función de la duración de los ciclos previos (método del calendario). Este método supuso un gran avance en su momento. Pero no es del todo fiable y hoy en día ya no se recomienda.

   Método de la temperatura

   Se basa en la variación de la temperatura basal (temperatura en reposo, por la mañana antes de levantarse) de la mujer durante el ciclo menstrual. Fue el holandés Van de Velde quien por primera vez relacionó temperatura y ovulación. Y el primero que decidió emplear este conocimiento para la planificación familiar fue el párroco Wilhelm Hillebrand, en 1953.
   En 1954 el ginecólogo alemán Gerhard Döring publicó una manual de fácil comprensión para el lector que difundió ampliamente el método.
   Se trata de un método más fiable que el del calendario pero menos que los métodos sintotérmico o Billings, ya que controlando solamente el factor temperatura lo único que puede prever son los días no fértiles postovulatorios.
   Eso sí, para quien sólo pretende constatar los días fértiles posteriores a la ovulación este método es el método más eficaz, incluso más que el método sintotérmico. Se suele emplear en casos en que la mujer no puede quedarse embarazada por cuestiones médicas (graves enfermedades congénitas de los padres o enfermedades cardíacas de la madre por ejemplo). En esos casos habrá que renunciar a las relaciones sexuales previas a la ovulación o bien tomar las medidas anticonceptivas complementarias apropiadas.

   Método de la ovulación o método Billings

   Fue el neurólogo australiano John Billings quien en torno al año 1960 comenzó a desarrollar este método. La versión actual se basa únicamente en la observación de las secreciones cervicales. Su eficacia es menor que la del método sintotérmico, puesto que sólo tiene en cuenta el factor del moco para extraer sus valoraciones.

   Método mucotérmico

   Al igual que el método sintotérmico, tiene en cuenta el moco y la temperatura. Pero no la palpación del cuello uterino.

   Método ciclotérmico

   Valora la fertilidad en el período anterior a la ovulación mediante el cálculo. Y la fertilidad en el período posterior a la ovulación mediante la temperatura.


   Método MELA o de lactancia y amenorrea

   El método MELA consiste en que se puede partir de que se es infértil durante los 6 meses posteriores al parto, siempre que se den dos condiciones:
- que el bebé sea alimentado exclusivamente de leche materna
- que no haya aparecido menstruación desde el parto

   Si falla alguna de estas condiciones habrá que partir de una situación de fertilidad y tener en cuenta los otros factores (moco, temperatura, cuello uterino) para descubrir los períodos no fértiles.


   Método sintotérmico

   El método sintotérmico esencialmente combina la observación de la temperatura corporal junto con la de de las secreciones cervicales o el cuello uterino. Se considera el método más fiable de entre los de planificación familiar natural, ya que la observación de varias manifestaciones o síntomas permite precisar cuándo tienen lugar la fase fértil y la no fértil.

   Fue dado a conocer por primera vez en 1965 por el médico austriaco Josef Rötzer.

   En los años 1977 y 1978 se llevó a cabo en Calcuta un estudio acerca de un programa de implantación del método sintotérmico en esa zona. Fue llevado a cabo por las misioneras de la Caridad de la Madre Teresa de Calcuta, en colaboración con el Indial Council of Medical Research (Consejo indio de investigación médica). El estudio desveló la gran aceptación y popularidad del método, aparte de su gran eficacia (índice de Pearl entre el 0,2 y el 0,3).

   En el año 1981 se fundó en Alemania el grupo de trabajo NFP (Planificación Familiar Natural), que entre los años 1984 y 1991 y mediante un proyecto apoyado por el Ministerio Federal Alemán de la Familia, la Tercera edad, la Mujer y la Juventud elaboró las bases para el método sintotérmico que hoy en día se ofrece en Alemania.
Un grupo de trabajo científico interdisciplinario garantizó el asesoramiento médico, pedagógico y psicológico de este proyecto. Este grupo estaba constituido por miembros de distintas universidades y principalmente de la Universidad de Dusseldorf.

   El método que se explica en esta página es el elaborado por el grupo alemán de trabajo NFP.

   La OMS ha reconocido el método sintotérmico como parte de los métodos naturales y elaborado unas directrices de uso, que son bastante similares a las del grupo de trabajo alemán.